ARRUGAS by Manolo Echegaray.

Arrugas en la cara

“El tiempo pasa”, pensó, observando en el espejo, las arrugas, que como pequeños surcos le cubrían la frente, las que se formaban en los costados de los ojos y las que en el cuello rodeaban a una bolsa de piel fláccida, que había sido papada en otra época…

Las arrugas de la frente, se dijo, eran normales porque el movimiento de las cejas, hacia arriba y hacia abajo, hacían que estas se formaran, lo que era normal. Las de los costados de los ojos, debían ser porque era un tipo risueño, que reía fácilmente y casi por todo, achinando los ojos…

Pero lo que había sido una orgullosa y robusta papada, ahora reducida a una especie de colgajo de piel arrugada, le decía que los años no pasaban en vano, que había enflaquecido y que las pocas canas de su cabeza casi calva, que contrastaban con las cejas negras y tupidas…

En un rapto de furia, de esa vieja furia con la que el tiempo no podía, apagó la luz y se quedó a oscuras, negándose a ver la realidad de sus ochenta y cinco años…

Imagen: https://www.aarp.org

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s